sábado, 5 de junio de 2010

Artemis(a) - diosa de la luna



En la
mitología griega, Artemisa o Ártemis (en griego antiguo: Αρτεμις, quizá de αρτεμης, ‘sano y salvo’, de la raíz αρ, ‘encajar’) es la hija de Zeus y Leto, la hermana melliza de Apolo. Solía ser representada como una diosa virgen de la caza, llevando un arco y flechas. Más tarde pasó a estar asociada con la luna, como su hermano Apolo lo estaba con el sol. Fue una de las divinidades más veneradas y una de las más antiguas. En épocas posteriores fue mezclada con la diosa Diana (mitología romana) y con Artume (mitología etrusca).

Cuando Hera descubrió que Leto estaba embarazada y que su marido, Zeus, era el padre, prohibió que Leto diera a luz en terra firma. Leto encontró la isla flotante de Delos, que no era el continente ni una isla real, y dio a luz allí. La isla estaba rodeada de cisnes. Como gesto de gratitud, Delos estaba sujeta con cuatro pilares. Más tarde la isla fue santificada a Apolo. Alternativamente, Hera secuestró a Ilitía, la diosa de los partos, para evitar que Leto diese a luz. Los demás dioses obligaron a Hera a dejarla ir. De cualquier forma, primero nació Artemisa y ésta ayudó a nacer a Apolo. Otra versión afirma que Artemisa nació un día antes que Apolo, en la isla de Ortigia, y que ayudó a Leto a cruzar el mar hasta Delos el día siguiente para dar a luz a Apolo.
A los tres años, Artemisa pidió a su padre, Zeus, que le concediera virginidad perpetua, sabuesos de orejas cortadas, ciervos para tirar de su carro, veinte ninfas Amnísides como compañeras de caza, y sesenta bailarinas oceánides, todas de nueve años. Éste accedió. Todos sus compañeros permanecieron vírgenes, y ella guardó su castidad muy celosamente.





Artemisa fue adorada en casi toda Grecia, pero sus lugares de culto más famosos fueron Braurón (en el Ática), Muniquia (situado en una colina junto al puerto Pireo) y Esparta. En Asia Menor, Artemisa era una deidad importante al que la ciudad de Éfeso es probablemente el centro de culto asiático más conocido, por su grandioso templo.

En muchos lugares de la antigua Grecia, las mujeres jóvenes dedicaban justo antes del matrimonio juguetes, muñecos y mechones de su pelo a Artemisa.



Bibliografia:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright © Gata Clasica
Blogger Theme by BloggerThemes | Theme designed by Jakothan Sponsored by Internet Entrepreneur